Walker y Arriagada

La semana pasada coment? las opiniones de Abraham Lowenthal sobre el tema de las transiciones pol?ticas. En el mismo evento celebrado en la Universidad Cat?lica Andr?s Bello participaron otros dos expertos internacionales: Ignacio Walker y Genaro Arriagada. Ambos con experiencia en el proceso de transici?n democr?tica que se desarroll? en Chile y que permiti?, despu?s de diez y siete a?os de dictadura militar, acceder a un r?gimen democr?tico.

Ignacio Walker, dijo: Fue un error pedir la salida de Pinochet antes de negociar con ?l.

En Venezuela tenemos un juego trancado. Maduro sigue detentando el poder y Guaid? ha emergido como un l?der de la oposici?n venezolana. El se?or Maduro no se atreve a detener a Guaid? y Guaid? no logra desalojar a Maduro del Palacio de Miraflores.

Ignacio Walker record? dos estrategias fallidas de la oposici?n a la dictadura. Una fue la estrategia de la violencia. El partido comunista chileno lleg? a la conclusi?n de que de Pinochet no se sal?a sino por la violencia. Se intent? un atentado contra el dictador, pero, como suele ocurrir con las estrategias violentistas, lo que hizo el atentado fue consolidar al dictador y a su r?gimen.

La otra estrategia fallida fue la de pedir la salida del dictador antes de sentarse a cualquier negociaci?n.

Dijo Walker: ?Estamos en din?micas de movilizaci?n y negociaci?n. No basta con la movilizaci?n. En Chile en el periodo 1982-1985 la movilizaci?n nos hac?a ver que Pinochet estaba ca?do, cosa que era falsa. As?, ped?amos que Pinochet renunciara antes de sentarnos a negociar?.

Y agrega el ex canciller chileno: ?una vez que Pinochet fue derrotado electoralmente fue que vino la negociaci?n?

Record? como uno de los cambios m?s dif?ciles de lograr el reconocimiento por parte de la oposici?n de la Constituci?n de Pinochet. Dejar a un lado la discusi?n sobre la legitimidad constitucional y ampararse en un art?culo de esa misma Constituci?n para ir al refer?ndum que finalmente desencaden? la transici?n.

Arriagada por su parte dijo: la transici?n surge cuando hay dos fuerzas enfrentadas y ninguna de las dos logra prevalecer sobre la otra. Apel? a una figura muy gr?fica: ?Cuando dos elefantes se enfrentan, el que sufre es el pasto?.

?La transici?n ocurre cuando se impone la negociaci?n para salvar al pa?s?.

Y terminaba diciendo: ?Para salir de Pinochet hab?a dos v?as: la normal y la del milagro. La normal es que bajen los ?ngeles y se lleven a Pinochet. Y la del milagro es que se una la oposici?n?.

Concluy? diciendo: ?hay que cuidarse de proyectos maximalistas?.

Lowenthal

En los salones de la UCAB se convoc? una Asamblea para clausurar el Congreso: ?Propuestas para el Plan pa?s: Transici?n hacia una nueva Venezuela?. Al evento fueron invitados algunos calificados acad?micos especializados en el tema de las transiciones de reg?menes autoritarios a gobiernos democr?ticos. Entre ellos estuvo presente, v?a video conferencia, el profesor Abraham Lowenthal, coautor junto con Sergio Bittar de uno de los trabajos m?s completos acerca de este tema de las transiciones.

Lowenthal ten?a dos ventajas para hablar en la UCAB. En primer lugar, se trata de un extranjero. Como ?nadie es profeta en su tierra? es conveniente traer gente con autoridad para que nos digan cosas de sentido com?n, que muchos en Venezuela hemos venido diciendo desde hace mucho tiempo pero sin ?xito. En segundo lugar, tiene un apellido complicado: Lowenthal. Cuando se tiene un apellido de ese calibre el portador se asegura una audiencia mucho m?s atenta que si se llamara Hern?ndez o P?rez o Rodr?guez.

?Qu? dijo Lowenthal??La comunidad internacional requiere el apoyo de todos los venezolanos para resolver la composici?n democr?tica del pa?s?.?Se deben establecer las negociaciones necesarias para superar la crisis actual?.

?Cada pa?s tiene su propio proceso. Pero hay que negociar?.Los principios son: seg?n Lowenthal: ?1. Proteger los intereses comunes. 2. Proteger los intereses de la Fuerzas Armadas.3. Acuerdos pol?ticos generales que generen credibilidad en las instituciones. 4. Fortalecer la participaci?n pol?tica, manejar la justicia transicional y fortalecer la econom?a.

Enfrentar los problemas cruciales: 1. Marco para unas elecciones. 2. Acuerdo previo sobre quienes har?n las negociaciones. 3. Bajar la intolerancia. 5. Garantizar que no habr? revancha. 6. Proteger la vida y la integridad f?sica de los l?deres pol?ticos fundamentales?.?Noruega es un actor s?per calificado para ayudar?. Esto lo dice Lowenthal en la UCAB. Deben comenzar ya los acuerdos para aliviar la crisis humanitaria.

?Habr? obst?culos y reveses, por la alta polarizaci?n que existe, pero debe comenzarse ya la negociaci?n. Los actores internacionales no pueden tener injerencia en la selecci?n de los pr?ximos gobernantes?.

?Solo los venezolanos. Lo internacional solo debe dar asistencia t?cnica y monitoreo electoral. Nada m?s?.?Hay que evitar la intervenci?n militar? dice Lowenthal. Ni militares venezolanos ni mucho menos, militares extranjeros, agrego yo.

?Hay que preservar el futuro de Venezuela y de los venezolanos no los intereses de ning?n pa?s interviniente?.

Estados Unidos, dice Lowenthal, puede y debe ayudar sin interferencias ni injerencias. Y concluye el profesor Lowenthal diciendo: ?Derrocar a Maduro es m?s peligroso para los venezolanos que lograr una transici?n negociada?

El laberinto

Los venezolanos estamos sumergidos en un tenebroso laberinto. Frente a esa realidad muchos nos hacemos dos preguntas fundamentales: Primero, ?C?mo fue posible que lleg?ramos a la espantosa situaci?n en la que estamos? Segundo, ?C?mo es posible que en 20 a?os de sufrimiento, los venezolanos que estamos opuestos a este r?gimen y que anhelamos un cambio, no hayamos sido capaces de construir una Alternativa Democr?tica seria, capaz de sustituir al r?gimen imperante?

En relaci?n con la primera pregunta, hay que admitir que el liderazgo nacional cometi? todos los errores que hab?a que cometer para que un oficial ignaro, sin ninguna preparaci?n para ser Presidente de la Rep?blica y cuyo ?nico antecedente conocido era el de haber encabezado un intento de golpe fracasado, llegara a la Presidencia de la Rep?blica.

El inventario de todos esos errores todav?a est? por hacerse. Por ahora, basta recordar las plataformas electorales que presentaron los principales partidos democr?ticos a la consideraci?n de los electores en las elecciones de 1998. Elecciones que, por supuesto, ten?a que ganar Ch?vez.

En relaci?n con la segunda pregunta basta con mencionar un hecho. La oposici?n venezolana en 20 a?os de Socialismo del Siglo XXI no ha sido capaz de construir una alternativa democr?tica. Hemos tenido no una oposici?n, sino muchas oposiciones. Muchas peque?as oposiciones, cada una armada de una peque?a agenda y animadas por peque?as ambiciones personales que no han sido capaces de construir la gran alternativa democr?tica nacional que coloque los intereses del pa?s por encima de las peque?as agendas y de las peque?as ambiciones.

La Alternativa Democr?tica tiene que tener una conducci?n pol?tica ?nica, una organizaci?n eficiente, una estrategia inteligente, candidatos ?nicos para las elecciones de Alcaldes, de Concejales, de Gobernadores, de diputados a los Consejos Legislativos regionales y por supuesto, un candidato ?nico a la Presidencia de la Rep?blica.

En cuanto a la estrategia, queda clar?simo que, cuando todas las encuestas se?alan que el gobierno pierde 80 a 20% no hay que buscar a Dios por los rincones. Hay que presionar hasta que se logre celebrar un proceso electoral con la mayor cantidad de garant?as posibles, para lograr el cambio pol?tico que la abrumadora mayor?a de los venezolanos anhelamos.

Tolerancia

La convivencia, el respeto y el reconocimiento al pluralismo, a la diversidad de opiniones y de puntos de vista, son condici?n necesaria para eliminar los conflictos, las tensiones y las diferencias que hoy d?a afectan la vida de los venezolanos.

El gobierno, por supuesto, es el principal responsable del ambiente de confrontaci?n, de odio y de polarizaci?n que prevalece hoy en d?a en el pa?s. Pero no es el ?nico responsable.

Desde la llegada al poder del comandante Ch?vez pudo observarse claramente que la l?nea estrat?gica de su gesti?n estar?a orientada hacia la divisi?n y la polarizaci?n. En lugar de entender que el primer deber de un Jefe de estado es el de promover la unidad nacional, se empe?? en dividir a los venezolanos entre buenos y malos hijos de la patria, entre revolucionarios y reaccionarios, seg?n apoyaran o no sus pol?ticas y sus decisiones. Se empe?? en dividir a los de la cuarta rep?blica de los de la quinta. A los escu?lidos de los ?bolcheviques?.

En una conversaci?n que sostuve con el Presidente Ch?vez en enero del a?o 2003, conversaci?n en la cual estaban presentes, entre otros, Monse?or Baltazar Porras y Teodoro Petkoff, y ante un requerimiento de su parte acerca de que se deber?a hacer en esas circunstancias, de la terrible crisis que estaba viviendo el pa?s en medio del paro petrolero, me permit? recordarle que la primera obligaci?n que tiene un presidente de la Rep?blica era y sigue siendo la de trabajar por la unidad de todos los ciudadanos, por el respeto, por la armon?a, por el entendimiento.Lamentablemente, la tolerancia, el respeto y la convivencia civilizada no fueron el signo de la gesti?n de Ch?vez y tampoco lo ha sido en la gesti?n de su sucesor. Al contrario, todo indica que para el desarrollo de sus objetivos era necesario mantener un clima de permanente confrontaci?n y polarizaci?n.

La Sagrada Escritura nos dice: ?Todo reino dividido contra s? mismo, es asolado, y toda ciudad o casa dividida contra s? misma, no permanecer??. (Mt 12:25).La intolerancia, la confrontaci?n, la polarizaci?n, el cultivo del odio, del resentimiento y el deseo de venganza, no nos ayudar?n a construir un pa?s mejor. Esos sentimientos nunca han conducido a la paz y al entendimiento que requerimos para rescatar a Venezuela y para vivir en una realidad m?s constructiva.

Hoy se impone como nunca antes en la historia, o como ocurri? despu?s de aquellos a?os horrendos de la guerra federal, cuando P?ez y Falc?n suscribieron el tratado de Coche, el esp?ritu de tolerancia, de respeto y de armon?a.

De lo contrario, veremos c?mo se sigue desgarrando el tejido social con funestas consecuencias para la convivencia y para la reconstrucci?n de Venezuela.

Tres verbos

Los tres verbos son: Ganar, cobrar y gobernar.Ganar: tarde o temprano, espero que sea m?s temprano que tarde, los venezolanos tendremos que resolver nuestra crisis de m?s de veinte a?os, en las urnas electorales.

Cuando llegue ese d?a tenemos que conjugar el primer verbo: ganar.Se dice f?cil, pero no lo es. Para ganar es indispensable construir una plataforma de unidad. Con un candidato, un programa, una organizaci?n, una m?stica que logre el apoyo de una mayor?a contundente. No basta que todas las encuestas digan que el gobierno apenas tiene el 20% de la votaci?n. si el 80% que se dice opositor no est? unido alrededor de una plataforma unitaria. Eese 80% puede perder frente al 20%. Especialmente si, como ocurri? en el a?o 2018, los ciudadanos no est?n motivados para votar.

Entre la abstenci?n y la divisi?n el 80% puede perder frente al 20%. Para ganar hay que construir una plataforma de unidad con un candidato, con un programa, con una organizaci?n y con una estrategia de unidad.El segundo verbo es: cobrar. Tampoco es f?cil. No basta con ganar esas elecciones que indefectiblemente vendr?n en un futuro pr?ximo, es necesario proceder con inteligencia y con amplitud para poder hacer efectivo el triunfo. Hay ejemplos de pa?ses que tuvieron que hacer inmensos sacrificios para poder asegurar una transici?n pac?fica y con ?xito.Basta con recordar el caso de Chile, en donde los dem?cratas, con un pa?uelo en la nariz, tuvieron que soportar que el dictador permaneciera como comandante de la Fuerza Armada y como senador de la rep?blica.

El sacrificio fue grande, pero el ?xito fue absoluto. Si amenazamos constantemente a quienes detentan el poder con una ?braga anaranjada? en una c?rcel norteamericana a los que tienen en sus manos el poder, haremos m?s dif?cil conjugar el segundo verbo: cobrar.J?vito Villalba gan? clamorosamente las elecciones en 1952. Pero no pudo cobrar. Se prepararon para ganar pero no para cobrar. Hoy en Venezuela tenemos que tener muy presentes los tres verbos: ganar, cobrar y gobernar.

Supongamos que la Alternativa Democr?tica en Venezuela logra ganar y cobrar. Todav?a nos falta considerar el tercer verbo: gobernar.Despu?s de ganar y de cobrar hay que gobernar. La primera condici?n para poder gobernar con ?xito es asegurar que prevalezca un clima de unidad, de reconciliaci?n y de armon?a. Con un pa?s enguerrillado se dificulta enormemente la tarea de gobernar.

Asumir el gobierno en Venezuela, en las actuales circunstancias, es una tarea extremadamente exigente y complicada. Por eso, conviene trabajar por crear un ambiente que facilite la gesti?n y que permita la gobernabilidad del pa?s.

Ojal? tengamos talento y ?xito para conjugar los tres verbos: ganar, cobrar y gobernar.Seguiremos conversando.

Partidos Políticos

partidos politicos

Partidos pol?ticos

La reconstrucci?n de la democracia venezolana supone la existencia de partidos pol?ticos verdaderamente representativos de los intereses de los venezolanos. Un partido pol?tico supone un mensaje, una organizaci?n y una estrategia. Adem?s, trabajo, mucho trabajo y un liderazgo esclarecido, coherente y merecedor de la confianza de los ciudadanos. Hoy, en Venezuela, existen muchos partidos pero, muy disminuidos. Disminuidos por la acci?n del gobierno que toma medidas de inhabilitaci?n y de persecuci?n a l?deres fundamentales, pero tambi?n por sus propios errores, por su falta de coherencia, por el pragmatismo y por el oportunismo. Como hemos dicho muchas veces, lo m?s importante en una organizaci?n pol?tica es su mensaje, su propuesta, su capacidad de sintonizar con los anhelos y las aspiraciones de la gente.

Cuando R?mulo Betancourt fund? a Acci?n Democr?tica lo primero que hizo fue reunirse con Ra?l Leoni, para entonces exilado en Barranquilla, y redactar unas notas sobre su visi?n de Venezuela, de sus problemas y una lista de propuestas para la modernizaci?n del pa?s. Eso fue lo que se llam? el ?manifiesto de Barranquilla?: Punto de partida de lo que ser?a con los a?os un partido de incuestionable importancia en la vida nacional.

Adem?s del mensaje que debe ser claro, contundente, ilusionante y cre?ble, se requiere una organizaci?n. Una organizaci?n moderna y eficiente. Vuelvo otra vez con el ejemplo de Betancourt, al fin y al cabo se trata del pol?tico m?s exitoso en el siglo XX venezolano. Una vez que ten?an el mensaje hab?a que divulgarlo. Para eso era indispensable una organizaci?n y Betancourt dijo: ?Que no haya un estado, ni un municipio, ni una aldea en donde no haya una casa de Acci?n Democr?tica?. Y as? lo hicieron, el llamado partido del pueblo se extendi? por toda la inmensidad de la geograf?a nacional. Finalmente, adem?s del mensaje y de la organizaci?n se necesita una estrategia. Una estrategia clara, inteligente y coherente. En nuestro caso recomendamos que la estrategia est? inspirada en la confianza en el pueblo. Una estrategia democr?tica. Algunos apuestan al asalto al poder por cualquier medio. Tambi?n hay que recordar el pecado de Betancourt de ceder a la tentaci?n de la impaciencia y prestarse a colaborar y a pretender dirigir un asalto al poder, por la v?a de un golpe militar, el 18 de octubre de 1945. Si apostamos a la v?a democr?tica tenemos que ser consecuentes y congruentes con esta definici?n. No caer en la tentaci?n de los atajos. Asumir siempre la calle real de la confianza en el pueblo y acceder al poder como lo recomendaba el gran le?ador, Abraham Lincoln, con el pueblo y para el pueblo.

Seguiremos conversando.

La Tragicomedia

tragicomedia IFEDEC

La Tragicomedia

Una de las m?s famosas obras de William Shakespeare ha sido titulada en espa?ol como ?Comedia de equivocaciones?. En las ?ltimas tres d?cadas los venezolanos hemos asistido no a una ?comedia de equivocaciones?, sino a una ?tragedia de equivocaciones?. Tragedia que yo divido en cuatro cap?tulos. El primero, fue el colapso de la democracia venezolana. Entre 1958 y 1998 los venezolanos vivimos un par?ntesis de Rep?blica Civil sin precedentes en la historia de nuestro pa?s. Cre?mos que ya ten?amos democracia para siempre. Olvidamos que ?la libertad es eterna vigilancia?. El liderazgo nacional no fue capaz de advertir los signos de la decadencia. Sobre este primer cap?tulo recomiendo la lectura de un libro que se llama: ?Como mueren las democracias? escrito por dos profesores de la Universidad de Harvard: Levitsky y Ziblatt. El segundo cap?tulo lo llamar?a, la llegada del populismo. Un militar golpista, en lugar de haber sido enjuiciado y sentenciado, como ocurri? con el coronel Tejero en Espa?a, se convierte en l?der pol?tico con un discurso populista y con la complicidad de los m?s variados factores de la opini?n p?blica nacional. Asumi? la ruta electoral y gan? las elecciones. El tercer cap?tulo estar?a dedicado a la progresiva instauraci?n del poder absoluto, de nuevo con complicidades ins?litas y al desarrollo de un gobierno que destruye la econom?a nacional, incrementa la pobreza, despilfarra una inmensa riqueza fiscal y desata una ola de corrupci?n sin precedentes en la vida del pa?s. El cuarto cap?tulo estar?a dedicado a examinar la dificultad que hemos tenido los venezolanos para construir una alternativa democr?tica capaz de enfrentar y sustituir al r?gimen del ?socialismo del siglo XXI? que hemos padecido en los ?ltimos 20 a?os. Es famosa la frase de Mariano Pic?n Salas seg?n la cual Venezuela tuvo que esperar hasta diciembre de 1935, cuando el General G?mez resolvi? morirse, para entrar en el siglo XX. No s? cu?ntos a?os m?s tendremos que esperar los venezolanos de este tiempo para entrar en el siglo XXI. Una Alternativa Democr?tica significa como lo he dicho muchas veces, una propuesta atractiva e ilusionante, una direcci?n pol?tica unida y coherente, una organizaci?n eficiente, una estrategia inteligente y un liderazgo esclarecido e incluyente. Venezuela est? en v?speras de un gran cambio. Un cambio hacia una Democracia plena y efectiva. Un cambio hacia una econom?a pr?spera, capaz de generar riquezas para todos y oportunidades de trabajo para todos. Un cambio orientado por la Justicia Social para superar la pobreza y la miseria. Un cambio para rescatar los valores morales y los principios ?ticos en la vida nacional.

El cambio viene. Ojal? sea lo m?s pronto posible y lo menos traum?tico posible.

Colombia

Bandera de colombia IFEDEC

Colombia

Colombia va bien. Est? progresando en la misma direcci?n en que lo hizo Venezuela en la segunda mitad del siglo pasado: progreso pol?tico, econ?mico y social. Deben ponerle atenci?n al tema de la desigualdad. Para Venezuela es buena noticia que a Colombia le vaya bien. El progreso de ellos anticipa el que tendremos nosotros en el futuro pr?ximo. Adem?s, son muchas las familias venezolanas que han venido de Colombia. Ahora es Colombia la que est? recibiendo a muchas familias venezolanas. Las cosas no han sido f?ciles ni para colombianos ni para venezolanos. La guerra de la Independencia la libramos juntos. Fue una guerra muy cruel y muy sangrienta. Despu?s de la Independencia en Venezuela tuvimos la guerra federal que dur? cinco a?os. En Colombia se produjeron por lo menos ocho guerras civiles que culminaron con la llamada ?guerra de los mil d?as? que cost? la vida a m?s de cien mil colombianos. Rafael N??ez, l?der de la llamada ?Regeneraci?n? y dos veces Presidente lleg? a decir ?la regla en Colombia ha sido la guerra civil, la excepci?n ha sido el orden p?blico?. Por cierto, que mientras en Colombia se libraba la guerra de los mil d?as, el naciente imperio norteamericano aprovech? para tomar el canal de Panam?. En esos mismos a?os los venezolanos est?bamos distra?dos con una de nuestras tantas confrontaciones internas, la Revoluci?n Liberal Restauradora y el imperio brit?nico aprovech? para despojarnos de la Guayana Esequiba. El siglo XX Colombiano tambi?n estuvo plagado de violencia. Basta con recordar el asesinato, en el mes de abril de 1948, de Jorge Eliezer Gait?n que desat? el bogotazo, y un largo periodo de violencia que todav?a no termina de extinguirse completamente. A mediados de los a?os noventa, Colombia fue calificada por el director de la DEA Jos? Toft como una ?narco democracia? y la revista Foreign Policy consider? a ese pa?s como un ?estado fallido?. Al momento de tomar posesi?n de su cargo como Jefe del estado colombiano ?lvaro Uribe convoca a sus compatriotas a ?retomar el lazo unificador de la ley, la autoridad democr?tica, la libertad y la justicia social, extraviado en momentos desapacibles de la historia?. Pero advert?a sobre las dificultades que ten?a que afrontan su gobierno: millones de ciudadanos viviendo en la miseria. M?s de la mitad de la poblaci?n por debajo de la l?nea de pobreza y un cuadro de violencia y de inseguridad incompatibles con el orden democr?tico y con el progreso econ?mico. Hoy Colombia va bien. Nosotros los venezolanos nos congratulamos con esa realidad. Esperamos imitarla muy pronto. El insigne caraque?o Sim?n Bol?var nos aplaudir? desde la eternidad.

Seguiremos conversando.

Trump vs Maduro

trump vs maduro idefec

Trump vs Maduro

La situaci?n venezolana ha evolucionado hacia un escenario dram?tico. Los actores fundamentales son Nicol?s Maduro, apoyado por el gobierno cubano y por Rusia y China vs Donald Trump presidente del imperio m?s poderoso en la historia de la humanidad. En el medio estamos la inmensa mayor?a de los venezolanos que queremos un nuevo gobierno lo m?s pronto posible.

A lo largo de estos veinte a?os transcurridos bajo el dominio del llamado Socialismo del siglo XXI ha resultado dif?cil construir una alternativa democr?tica capaz de sustituir al r?gimen imperante. Alternativa democr?tica que supone la existencia de una direcci?n pol?tica coherente, un programa atractivo, una organizaci?n eficiente en toda la geograf?a nacional y una estrategia inteligente para canalizar el gigantesco rechazo a las pol?ticas del gobierno y el deseo,

obviamente mayoritario, de lograr un cambio en la direcci?n pol?tica del pa?s. Algo parecido a eso se logr? frente a las elecciones parlamentarias de diciembre del a?o 2015. Por eso se obtuvo la clamorosa victoria electoral celebrada por todos los factores de la oposici?n y cuyos frutos todav?a favorecen a la opci?n democr?tica.

Trump ha movido ficha. Ha indicado que para su gobierno es intolerable la existencia en su ?patio trasero? de un r?gimen como el de Maduro que, entre otras cosas, privilegia relaciones con dos rivales peligrosos de los Estados Unidos; uno pol?tico, que es la Rusia de Putin y otro econ?mico, que es la China de Xi.

Maduro, por su parte, cuenta con el apoyo del aparato militar y para militar, con los servicios de inteligencia que pone a su disposici?n el gobierno cubano, con los restos de institucionalidad que quedan en el pa?s y con la neutralidad de las Naciones Unidas, en donde el gobierno americano ha acudido una y otra vez sin lograr el apoyo que solicita.

El tema central en los ?ltimos d?as ha sido el de la ayuda humanitaria. Es evidente que Venezuela y los venezolanos estamos atravesando una terrible crisis humanitaria, hambre y desolaci?n. Pero es evidente tambi?n que para Maduro, la ?ayuda humanitaria? es considerada un ?Caballo de Troya? para desestabilizar a su gobierno. Por eso se opone tan enardecidamente a recibir esa ?ayuda?.

Hasta d?nde est?n dispuestos a llegar Trump y sus aliados en su prop?sito de cambiar a Maduro? es una interrogante que todav?a est? por despejarse. Hasta donde est?n Maduro y sus aliados dispuestos a resistir para perpetuarse en el poder? Es la otra interrogante que est? por despejarse. Mientras tanto, los venezolanos seguimos luchando por lograr un nuevo gobierno, lo m?s pronto posible.

Seguiremos conversando.

Diez Puntos

diez puntos IFEDEC

Diez Puntos

Primero, cambiar al gobierno. El pa?s necesita un nuevo gobierno. Maduro no puede resolver la crisis venezolana. Al contrario, mientras m?s tiempo permanezca en Miraflores m?s grave ser? el sufrimiento de los venezolanos. Segundo, el cambio de gobierno debe ser lo m?s pronto posible y lo menos traum?tico posible. Hay compatriotas que piensan que la violencia es inevitable. Hay otros que piensan que la violencia es conveniente y aconsejable. Yo sigo abogando por un cambio de gobierno lo m?s pronto posible y lo m?s pac?fico posible. Tercero: los venezolanos tenemos que acceder m?s temprano que tarde a unas elecciones libres y transparentes, con plenas garant?as para todos los que participen y con un Consejo Electoral que merezca la confianza y el acatamiento de todos los ciudadanos. Cuarto. Es indispensable que Venezuela y los venezolanos podamos recibir la ayuda humanitaria que la comunidad internacional est? dispuesta a hacernos llegar. Ojal? esa ayuda pudiera ser canalizada por las Naciones Unidas o por la Cruz Roja Internacional, o por Caritas. Quinto: La Asamblea Nacional es la instituci?n m?s leg?tima y m?s representativa con la que cuenta la democracia venezolana. Ojala esa Asamblea Nacional sea respetada y acatada por todos los venezolanos. Sexto. Es obligatorio proceder de inmediato a la liberaci?n de todos los presos pol?ticos. Es incompatible con un estado de derecho y con un sistema democr?tico la existencia de centenares de venezolanos presos por razones pol?ticas. Hay que ponerlos en libertad ya! S?ptimo: Hay que lograr la reinserci?n de Venezuela en la comunidad internacional. Est? muy bien que tengamos buenas relaciones con pa?ses como Rusia, China, la India y Turqu?a. Pero los intereses geopol?ticos de Venezuela est?n en Am?rica Latina, particularmente Colombia, Brasil y el Caribe y con Estados Unidos y Europa occidental. La medida contra los eurodiputados que nos visitaban es peor que un crimen, una estupidez. Octavo: Es indispensable rescatar el car?cter profesional, apol?tico y no deliberante de la Fuerza Armada Nacional. Como lo dice el art?culo 328 Constitucional, la instituci?n armada ?est? al servicio exclusivo de la Naci?n y en ning?n caso al de persona o parcialidad pol?tica alguna?. Noveno: Rehabilitaci?n de los Partidos Pol?ticos. Es una arbitrariedad contraria a la existencia misma de la democracia que existan Partidos Pol?ticos inhabilitados. D?cimo: Es urgente el rescate de los valores ?ticos y de los principios morales. La corrupci?n ha alcanzado niveles intolerables. Hay que castigar ejemplarmente a los corruptos y levantar una conciencia ?tica que proteja a la Naci?n.

Seguiremos conversando.