La convivencia

Por lo general, la hospitalidad es por un tiempo determinado. Nadie se queda de forma permanente como hu?sped de nadie. Y si se queda, como es el caso de los que son perseguidos por razones pol?ticas o de los que han emigrado por razones econ?micas, acaba incorpor?ndose a la sociedad que los ha recibido.

Venezuela, durante muchos a?os fue un pa?s que ofreci? su hospitalidad a miles de inmigrantes que vinieron a nuestro pa?s en busca de mejores condiciones de vida.

Vinieron muchos europeos, sobre todo espa?oles, portugueses e italianos que escapaban de los rigores de la post guerra.

Gente que abandonaba sus pa?ses de origen, lo cual nunca es una decisi?n f?cil, porque estaban pasando hambre y necesidades de toda ?ndole.

Afortunadamente, Venezuela acogi? a esos inmigrantes con afecto y con hospitalidad.

Afortunadamente digo, porque esa corriente migratoria contribuy? de una manera inconmensurable al desarrollo y al crecimiento de nuestro pa?s. Fueron gente que ven?a con el ?nimo de trabajar, de construir una nueva realidad, y comenzar una nueva vida. Qu? bueno que los venezolanos abrimos las puertas de nuestro pa?s para acogerlos.

Tambi?n nos toc? recibir a muchos inmigrantes provenientes de los pa?ses hermanos de Am?rica Latina y particularmente de Colombia. Colombia ha sufrido como ning?n otro pa?s, el trauma de la violencia, de la pobreza y de la marginalidad. Familias enteras se vinieron a Venezuela para comenzar una nueva vida y aprovechar las oportunidades que aqu? se les ofrec?an.

Hoy son las familias venezolanas las que est?n emigrando hacia otras latitudes en busca de mejores horizontes.

Hoy son miles de venezolanos, los que salen de nuestro pa?s aventados por el hambre, por el desempleo, por el deterioro de la calidad de la vida, por el colapso de los servicios p?blicos, por la falta de oportunidades. Ojal? esos compatriotas reciban testimonios de hospitalidad como nosotros fuimos capaces de ofrecer en su oportunidad.

Ojal? muchos de ellos regresen a nuestro pa?s cuando cambien las dram?ticas circunstancias que estamos sufriendo. Y Ojal? que los que se queden en los pa?ses a los que han emigrado puedan tener tanto ?xito como lo que vinieron a Venezuela.

Seguiremos conversando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *