José Gregorio

Hoy es 1? de mayo, D?a Internacional de los Trabajadores. Hacemos llegar en esta hora tan dif?cil y de tanto sufrimiento para el pueblo venezolano nuestro testimonio de solidaridad a todos los trabajadores. A los trabajadores que felizmente est?n trabajando y a los trabajadores que quisieran estar trabajando y no pueden hacerlo como consecuencia del enorme desempleo que el colapso econ?mico del pa?s ha producido.

A todos los trabajadores nuestra palabra de respeto, de afecto y de solidaridad. Y la renovaci?n de nuestro compromiso de seguir luchando para que en nuestro pa?s vuelva a brillar el sol de la libertad y de la democracia. Para que en Venezuela muy pronto puedan aplicarse medidas que contribuyan a la reconstrucci?n de la econom?a nacional y para que prevalezca un clima de justicia social, de trabajos para todos, de empleos decentes, modernos, productivos, bien remunerados y estables.

Los trabajadores venezolanos se merecen nuestro cari?o, nuestro afecto y nuestra solidaridad.

Pero hoy quiero dedicar este espacio a celebrar, con inmensa alegr?a, la noticia que nos ha transmitido su Eminencia el Cardenal Baltazar Enrique Porras, Arzobispo de Caracas. Seg?n esa informaci?n la congregaci?n de la causa de los Santos ha dado un paso fundamental en el proceso de Beatificaci?n del Venerable Dr. Jos? Gregorio Hern?ndez. La Comisi?n Teol?gica compuesta por 7 expertos que examin? el presunto milagro en la curaci?n de la ni?a Yaxury Sol?rzano ha aprobado por unanimidad el estudio hecho sobre el mismo.

Excelente noticia para todos los venezolanos, estoy seguro que no solo los cat?licos o los cristianos celebramos este acontecimiento. Somos todos los venezolanos los que compartimos la inmensa alegr?a con la que el Cardenal Porras nos ha transmitido la informaci?n.

Como lo recuerda muy oportunamente el Cardenal Arzobispo de Caracas, hace 102 a?os el Dr. Jos? Gregorio Hern?ndez dio lo mejor de s? mismo, junto con otros distinguidos colegas, para atender a los enfermos v?ctima de la llamada ?Gripe Espa?ola? que caus? estrago en el mundo entero y tambi?n entre nosotros los venezolanos.

Alabado sea Dios que en esta hora tan menguada nuestro Arzobispo nos ha transmitido una noticia que nos llena de inmensa alegr?a.

Seguiremos conversando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *