¡Hambre!

Nada hay m?s importante en la actualidad nacional que ocuparse del sufrimiento de la gente venezolana. Lo que estamos padeciendo es una crisis descomunal que se traduce en hambre, miseria y desolaci?n. Mientras el liderazgo pol?tico discute y se pelean por una botella vac?a. La gente sufre la falta de servicios p?blicos, la falta de dinero para atender las necesidades m?s fundamentales y la falta de atenci?n a los ni?os, a los viejos y a los sectores m?s vulnerables.

Es ins?lito que el gobierno se empe?e en perpetuarse en el poder sabiendo que por su culpa la gente padece hambre, miseria y desolaci?n. Es ins?lito que el gobierno no tenga conciencia de que su principal obligaci?n es la de servir a la superaci?n de la crisis econ?mica y social, agravada por la crisis pol?tica, por la pandemia del Covid 19 y por el colapso de los servicios p?blicos.

El gobierno y la oposici?n deber?an estar conversando acerca de la necesidad de constituir un nuevo gobierno, un gobierno de unidad nacional, de inclusi?n. Un gobierno con gente competente para abordar los temas que hacen sufrir a la gente venezolana. Un gobierno con posibilidad de negociar con los organismos financieros internacionales para conseguir los cr?ditos que se necesita para la recuperaci?n de la econom?a venezolana.

Las cifras del informe de Encovi son alarmantes. 96% de los venezolanos tienen un ingreso que los coloca en situaci?n de pobreza. M?s del 80% tiene un ingreso de pobreza extrema, es decir, en situaci?n de miseria. 650.000 ni?os venezolanos menores de 5 a?os sufren de desnutrici?n. Ni?os venezolanos que tienen derecho a crecer bien alimentados, con salud y con buena educaci?n y que van a tener que resignarse a una vida sin horizontes,  por las miserables condiciones de vida que les depara el pa?s.

Y, mientras tanto, el liderazgo pol?tico se entretiene en pleitos in?tiles e infecundos. Treinta millones de venezolanos est?n reclamando un liderazgo m?s serio, m?s responsable, m?s consciente de la terrible crisis que vivimos y de sus consecuencias a corto, mediano y largo plazo, m?s solidario con el sufrimiento colectivo.

Debe darse por cancelada la cultura de la confrontaci?n y abrir espacio a una cultura del di?logo serio y civilizado para atender el reclamo de la gente y para resolver la crisis econ?mica y social. Seguiremos conversando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *