Fratelli tutti

Hermanos todos. Es el t?tulo de la nueva enc?clica que nos regala el Papa Francisco. Aparece este documento en la v?spera del d?a en que la Iglesia celebra al santo Francisco de As?s, de quien tom? el nombre para su pontificado el Cardenal Bergoglio.

El t?tulo de la enc?clica en italiano y no en lat?n, como sol?an ser escritos este tipo de documentos, es tomado de la manera en que el santo de As?s se dirig?a a todos los hermanos y hermanas para proponerles una forme de vida con sabor a evangelio.

Creo que la mejor manera de rendirle homenaje a este extraordinario documento que representa una propuesta para un mundo mejor, es reproducir la oraci?n final con la que Francisco cierra su enc?clica.

Se?or y Padre de la Humanidad que creaste a todos los seres humanos con la misma dignidad, infunde en nuestros corazones un esp?ritu fraternal.

Insp?ranos un sue?o de reencuentro, de di?logo, de justicia y de paz. Imp?lsanos a crear sociedades sanas y un mundo m?s digno, sin hambre, sin pobreza, sin violencia, sin guerras.

Que nuestro coraz?n se abra a todos los pueblos y naciones de la tierra, para reconocer el bien y la belleza que sembraste e cada uno, para estrechar lazos de unidad, de proyectos comunes, de esperanzas compartidas. Am?n

Con esto el Santo Padre concluye su enc?clica. La oraci?n es, adem?s, un resumen magn?fico del documento. Se trata de un programa de acci?n para todos los cristianos y hombres de buena voluntad en clave de fraternidad y con dimensi?n universal.

Leo la carta como ciudadano de un pa?s que sufre amargamente una crisis econ?mica, social, pol?tica y moral, pero tambi?n como ciudadano de un mundo en el que prevalecen injusticias, guerras, violencias y en el que se niega la dignidad de las personas, de cada una de ellas y del conjunto de ellas.

Fratelli tutti. Hermanos todos. La oraci?n nos dice por qu? somos hermanos: porque tenemos un Padre Com?n, por eso somos hermanos y hemos sido creados con la misma dignidad y estamos llamados a vivir como hermanos.

El Papa pide un sue?o de reencuentro, de di?logo, de justicia y de paz. Eso es bueno para el mundo entero. Es bueno, particularmente, para Venezuela en donde tenemos que trabajar por crear una sociedad m?s sana, m?s digna, sin hambre, sin pobreza, sin violencia, sin guerras.

Seguiremos conversando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *