Coronavirus

La pandemia coronavirus está conmoviendo al mundo entero y a Venezuela. Todos los gobiernos han tomado medidas excepcionales para combatir el flagelo. En Venezuela también se adoptan medidas de sentido común pero que son muy difíciles de implementar.

Una de las recomendaciones es la que se ha llamado “cuarentena”. Es decir, que todos nos quedemos en nuestras casas para evitar contagios por el contacto personal o por participar en aglomeraciones. Otra recomendación es observar rigurosamente las normas de higiene personal como, por ejemplo, lavarse con agua y jabón.

Quedarse en la casa es muy fácil para el que vive de su renta y está suficientemente abastecido de alimentos y medicinas. Lamentablemente ese no es el caso de la mayoría de los venezolanos. Por culpa de las políticas equivocadas del gobierno nacional Venezuela está sometida a una terrible crisis económica y social. La abrumadora mayoría de los venezolanos tiene que salir todos los días a luchar de sol a sol para conseguir la comida y las medicinas para la familia, sin mencionar a los que rebuscan la basura en busca de alguna cosa útil o comestible.

Es muy difícil pedirle a un pequeño comerciante o a un vendedor ambulante o a un buhonero o a un transportista que se quede en su casa para cumplir con las recomendaciones del gobierno.

Es indignante constatar la cantidad de venezolanos que por culpa de la crisis provocada por el gobierno no tienen acceso al agua y mucho menos al jabón. El gobierno nos recomienda lavarnos las manos frecuentemente con bastante jabón. Parece oportuno y necesario recordarle que por culpa de sus políticas equivocadas, la mayoría de los venezolanos no tiene acceso ni al agua ni al jabón.

La crisis del coronavirus sorprende a Venezuela en medio del colapso de los servicios de salud pública. Hemos tenido mucho dinero para comprar armas y bombas lacrimógenas. Pero el gobierno no se ha ocupado de mantener equipados nuestros hospitales y puestos de salud. Muchos tanques de guerra y tanquetas para suprimir las manifestaciones populares pero poca atención a los servicios de salud para atender las necesidades de la población.

Los venezolanos tenemos derecho a reclamar un mejor gobierno y una mejor calidad de vida. Ponerle fin al fulano socialismo del siglo XXI y comenzar a vivir bien en un clima de armonía y de unidad nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *