Copei: 74 años

El lunes 13 de enero se conmemoró el aniversario de la fundación del partido social cristiano Copei. ¡Que falta tan grande hace en la Venezuela actual un gran movimiento político inspirado en los valores del humanismo cristiano!

Copei podría estar liderizando una verdadera Alternativa Democrática frente al régimen imperante.

Las banderas que acompañaron a Copei en sus años de esplendor se corresponden con las más sentidas necesidades de la política actual venezolana.

Copei nació para luchar por la democracia, por el estado de derecho, por la alternabilidad republicana, por la defensa de los derechos humanos, por una Venezuela sin presos políticos, sin exilados, sin perseguidos, por la Unidad Nacional, por el respeto a las regiones. Todas esas banderas tienen una vigencia insoslayable. Pero Copei nació también para luchar por el progreso y el desarrollo económico. Por una economía capaz de producir todos los bienes y servicios requeridos para el bienestar de la población. Por una economía capaz de generar empleo decente y bien remunerado a todos los trabajadores del país. Por una economía sin inflación, sin recesión.

El ejemplo para Copei era el de la “economía social y ecológica de mercado” llevada adelante con enorme éxito por el Partido Demócrata Cristiano Alemán dirigido por Konrad Adenauer y por Ludwig Erhard. Ese modelo fue el que hizo posible el milagro de la reconstrucción de Alemania después de la segunda guerra.

Copei nació para luchar por la «Justicia Social en una Venezuela mejor». Ese fue el lema fundacional del partido. Lucha por la Justicia Social. Es decir, luchar a favor de los pobres, de los más necesitados, de los más vulnerables. Luchar por construir una sociedad sobre la base de la equidad en la que todos los ciudadanos tengan acceso a los bienes fundamentales de la civilización y en donde prevalezca la igualdad de oportunidades para todos.

Copei nació para luchar por la reconciliación de la ética con la política. Es decir, un país sin corrupción. Un país respetuoso de los valores éticos y de los principios morales.

Copei creció ininterrumpidamente desde su fundación en 1946 hasta el año de 1992. En 1993 comenzó la decadencia con la división, el pragmatismo y la insólita decisión de algunos dirigentes de poner al destino del partido en manos de los tribunales de justicia manejados por el gobierno.

¡Vendrán tiempos mejores!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *